Gastro-bistro-lounge-cocktail drinks bar..!

Esto, que puede parecer algo absurdo, cobra mucho sentido cuando nos encabezamos en la tarea de montar un negocio en hostelería.

La primera duda que surge es qué clase de negocio monto, y esa respuesta en gran medida nos la da la elección del local. También hay quien se lo plantea al revés, sobre todo si el empresario está relacionado con la gastronomía. Tiene clara la oferta gastronómica y el modelo de negocio, y a partir de ahí busca la mejor localización.

Lo más importante, ante todo, es contar con un buen plan de empresa, que nos va a ayudar a resolver, de antemano, muchas de las dudas, que se nos plantearían después. Anticiparse a los problemas, es siempre una victoria. También nos obligará a estudiar a nuestra competencia, que hacen bien y que no, a nuestros consumidores, qué les gusta, qué les motiva para ir a uno u otro lugar…etc… Si no sabes ni por donde empezar, aquí os dejo un simulador online que nos guía paso a paso sobre cómo hacer un plan de empresa. Es del propio Ministerio de Cultura, Educación y Ciencia, y está disponible tras registrarse en la web.

No obstante, es muy importante que desde el principio, contéis con personas de confianza, que os ayude a la toma de decisiones, y nos den sus opiniones, así como de ayuda profesional, para resolver todas aquellas cuestiones fuera de nuestro alcance.

Una vez dada la clase de empresariales, vamos a lo que nos ha traído aquí, el modelo de negocio.

Es tan importante y he visto a tantos lugares que han han fallado con esto, que debe ser una decisión tomada con reflexión. He visto locales que han tenido que cambiar hasta en tres ocasiones su decoración y su oferta gastronómica para adaptarse a la clientela. Por supuesto, esto supone un gasto extra voluminoso, y no todo el mundo se lo puede permitir. Hay que plantear la decisión bajo criterios objetivos fuera del -yo quiero que la gente venga y pueda tapear, comer a la carta, tomarse las copas y disfrutar de un cóctel mientras escucha música en directo -. Hay que evitar jugárselo todo a una sola carta, del tipo – sería el primero en abrir un negocio así -. Con planteamientos como estos, no se llega más que al desembolso económico. Y por favor, contad con ayuda profesional del sector hostelero.

Ni se puede tener todo, ni se debe. El consumidor es el que manda, y aunque nosotros podamos dirigirle, incitarle o sugerirle otra forma de consumir, finalmente es él, el que decide qué le motiva para ir o para no ir a nuestro negocio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s